KUBRICK Stanley (1928-1999)

The Killing (Atraco perfecto) (1956: 8.0)

Seca, recortada, matemática ópera prima del obsesionado Stanley Kubrick, con lo MEJOR y peor: siempre tan dado a las Perfecciones.

Mejor: esa gris atmósfera irrespirable, la contundencia trepidante de secuencias, ese exacto “timing” de la trama del Killing, el atraco fatalmente imperfecto como el crimen de Hitchcock.

Peor (tan subjetivo que será para otro lo más destacado): no respira el film, no da lugar a divagaciones ni crepúsculos. Es, como todo Kubrick, un film sin vuelo. Un abusivo tiovivo que pudiera resultar desalentador.

(Tarantino haría su particular versión de ética brutal con Reservoir Dogs, más expresiva, posmoderna, imaginativa y basurera)