YOUNG Terence (1915-1994)

Thunderball (Operación Trueno) (1965: 7.0)

El espectáculo elegante en los James Bond: persecuciones, Martinis, modelos despampanantes, ritmo intenso pero limpio, exhibición de trastos tecnológicos y lujo funcional muy del gusto de los businessmen.

Sean Connery (¿un Cary Grant más fuerte y ya de-construido?) modela a su antojo el film de Young no dando respiro a Auger y Paluzzi: Brosnan se antoja corto de tonelaje para, con la virtualidad actual, besar a tres portentos y probarse el último reloj de cuco.

(Entre Goldfinger y Goldeneye se abre un foso aún de Oro: del Dedo que señala y sugiere hemos pasado al Ojo que todo lo mira)