PIQUER SIMÓN Juan (1935-_)

Slugs, muerte viscosa (Slugs, muerte viscosa) (1988: 4.0)

No veo a Ramón Langa, pero le oigo. Tampoco a Bruce Willis, sino a un remedo... Y surge Concha Cuetos, famosa farmacéutica.

Cine así yo lo llamo, en jerga académica, seudotraducido, ni extranjero ni español, doblado pero sin guión original ni traducido; en los noventa volvió a la palestra, como si los gobiernos de derechas lo favoreciesen.

Piquer Simón, que sobrevivió al ataque de “calidad” y baja cantidad del Decreto Miró, fabrica un producto de escayola, seudo-americano, diálogos sucedáneos, con cierto encanto “kitsch”, colorista, masoquista.

Como diría Simón, al espectador español hay que entretenerle, no atosigarle. Claro que, tanta babosa...