KOBAYASHI Masaki (1916-1996)

Kaidan (El más allá) (1964: 5.5)

Cuatro historias y ciento sesenta minutos: demasiado para este cuerpo dominguero.

Kobayashi, aficionado a lo pictórico y la retórica de los colores y las poses japonesas, ofrece una obra irregular que puede haber influido en Greenaway, director pelma por aclamación.

Pelma es el amigo Masaki, capaz de dar muestras de talento irreal y amor imposible en “La mujer de la nieve”, pero que opta por el estatismo y la inarticulación en “Hoichi, japonés sin orejas”, acartonado cuentazo.

Kaidan es una muestra de cine casi anti-cinematográfico, sugerente pero opuesto a la grandiosidad visual de Kurosawa o la sutileza en movimiento de Mizoguchi.