BERGMAN Ingmar (1918-2007)

Det sjunde inseglet (El séptimo sello) (1956: 10.0)

El 80% de los españoles no tenemos opinión sobre El séptimo sello:

no sabemos si nos gusta o no.

Que la representación de conceptos filosóficos sea el fin más apropiado del cinematógrafo es

una cuestión enteramente discutible.

¿Pero quién discute?

Mejor ver esta obra descansados y conocedores del mundo de tinieblas y “carpe diem”

(Guarner, prólogo a Siclier) de Bergman:

¿por qué no estudiar El Cine en los institutos y luego tratar de vencer el estruendo de las motos (que apenas acolcha el doble cristal de mi ventana)

desde el placer reflexivo de la discusión?

Pero no ha lugar, parece.