FREUND Karl (1890-1969)

The Mummy (La momia) (1932: 8.0)

El tránsito de los veinte a los treinta asume vanguardias, experimentalismos y ambiciones ideológicas: en La momia el amigo Freund emplea estrategias sencillas para componer una historia de terror, amor y muerte.

El Amor, como en todo Mito, es coartada para el horror (Drácula, Frankenstein, etc.): pobre Boris Karloff, momia eterna derrotada por un amor sin venda en los ojos.

Moraleja: un científico debería colocar la Vida por encima de sus objetos empíricos, razonando así:

“Decidí no insistir y alejarme de aquel fantasma, porque la inmersión en las aguas del pasado pensépuede llevarnos a sitios indeseables” (Atxaga. Horas extras).