McCAREY Leo (1898-1969)

Once Upon a Honeymoon (Hubo una luna de miel) (1942: 8.5)

McCarey deja un regusto inolvidable: inclinación al desprendimiento, detención de la historia para incidir en las relaciones "físicas” de otra pareja en apuros (miradas, encontronazos, sobreentendidos, humor, susurros).

(Director intransferible, uno de los grandes originales: autor difícil de auscultar, de apresar).

Once Upon a Honeymoon: Cary Grant y Ginger Rogers son expuestos a los conflictos internacionales, entre nazis y demócratas: excusa no disimulable para que McCarey se “disperse” por una semi-narración estrafalaria, inimitable: los protagonistas se hacen “auténticos”, despachan sus apariencias y sus ambiciones materiales y se arriesgan a vivir su amor.

Ni en broma ni en serio: tono McCarey.