KRAMER Stanley (1913-2001)

On the Beach (La hora final) (1959: 7.0)

Kramer se abastece de estrellas para su proyecto (no tan) apocalíptico La hora final: Australia como última encrucijada de vida tras una guerra nuclear.

Kramer da a cada cual lo suyo: Gregory Peck es un señor noble, Ava Gardner es pasional, Fred Astaire es imprevisible (no baila) y Anthony Perkins nos incomoda.

Kramer hace cine fácil, de aspiraciones instructivas (meter miedo a la ciudadanía, demandar sentido común a los gobernantes) y deja que los técnicos hagan su labor.

Prefabrica momentos de emoción para el disfrute de las gentes sencillas:

Que somos o fuimos todos: hasta el final de la escapada.