BENEDEK Laslo (1905-1992)

The Wild One (Salvaje) (1953: 6.0)

Salvaje avanzó la actual epidemia del Ruido: las motocicletas hacen saber a los ciudadanos lo que significa la libertad.

Los rebeldes sin causa que comanda Marlon Brando son relativamente rebeldes, pero tienen causa (¡siempre hay causas!): actúan como fantoches porque están adaptando sus disposiciones al nuevo campo de batalla: estado de bienestar en la América posbélica.

Autoridades en conflicto:

el poder legítimo retado por los jóvenes moteros,

a su vez combatidos desde una autoridad ilegítima, representante del “fascismo latente en el corazón de América” (Guarner);

el director Benedek al servicio de la estrella (Brando) y del jefe (Kramer).