LYNCH David (1946-_)

Blue Velvet (Terciopelo azul) (1986: 9.5)

Todo es extraño.

Es como si soñáramos despiertos.

Cuento de hadas que, como La noche del cazador, desemboca en un turbio río de individuos bizarros, represiones, deseos inconfesables.

Del “todo es extraño” al “es como si soñáramos despiertos” hay un trecho minúsculo: Lynch parte de la aparente calma social para des-ocultar las perversiones que la propia sociedad y él mismo guardan, incuban.

Apabullante imaginación y preferencia por los finales felices: Introducción y Desenlace clásicos, es el largo Nudo el que coloca a Lynch a la cabeza del cine moderno más despierto, más extraño.

(Buñuel y Hitchcock disfrutarían con Blue Velvet)