VIDOR King (1894-1982)

Stella Dallas (Stella Dallas) (1937: 8.5)

Que una película de los años treinta disponga de mayores dosis de melodrama y elegancia interpretativa que las telenovelas actuales es poco novedoso. Aquel público adulto disfrutaba del cine, mientras que éste devora culebrones televisados. Entonces productores, directores, técnicos y actores (pese a restricciones morales y tecnológicas) se esmeraban:

intentaban emocionar educadamente.

En esta televisión no caben gentes como King Vidor y Barbara Stanwyck, creadores de este drama aireado con elipsis que alcanza una bella humanidad en su último tercio, cuando el sacrificio que se infringe Stella Dallas permite a su hija ser feliz. O quién sabe: es el drama.