TRUFFAUT François (1932-1984)

Jules et Jim (Jules y Jim) (1961: 10.0)

Sesenta minutos del cine más alegre, hechizante, liberal e ilusionante que he visto.

Truffaut hace su película más godardiana:

¿la más secretamente truffautiana?: mi Truffaut.

Jules et Jim conmueve con su devenir fluido:

la historia se narra y se toquetea graciosamente; en su último tercio la amargura todo lo invade,

quizá anunciando otro Truffaut sin hechizo, ilusionado pero no ilusionante.

La carrera de Jeanne Moreau, Oskar Werner y Henri Serre,

ataviados con sombreros y risas,

comparte

con el plano final de El Dorado y

el baile informal de Bande à part

el placer de lo irrepetible, inmortal en el pasado.