FISHER Terence (1904-1980)

Dracula: Prince of Darkness (Drácula: prí­ncipe de las tinieblas) (1966: 5.5)

¿Por qué ver este producto Hammer?

¿Por Christopher Lee, la belleza de Barbara Shelley, la sangre derramada…? Frío, frío…

…el frío de estos ingleses, incapaces de provocar emociones con esta película simplona que, salvo el hundimiento bajo el hielo del príncipe de las tinieblas (aposición hiperbólica), nos deja sin momentos recordables.

Aviso a navegantes: aquella burguesía inglesa que anhelaba ensanchar sus horizontes se encontraba con que su ingenua racionalidad empírica no explicaba ciertos fenómenos (e individuos) paranormales…

No hay terror ni misterio ni sobresaltos ni dolor ni sugerencia.

Y es que, comocantaban The Smiths, “William, it was really nothing…”