ANDRIĆ Radivoje (1967-_)

Kad porastem biću Kengur (Cuando sea mayor seré canguro) (2004: 6.0)

[CUANDO...]

-No he visto casi nada de cine serbio (ni macedonio, búlgaro, etc.). Pero existe. Pensándolo con frialdad, es una pena (aunque sea muy comprensible, dado el “estado de las cosas”) que nadie conozca el cine de Radivoje Andrić (que no es un genio, no) pero que, en cambio, buena parte de la población joven haya accedido a los filmes de cualquier Guy Ritchie.

--Sobre Cuando sea mayor seré canguro la única referencia medio seria que encuentro en español es ésta: http://www.opciones.cu/leer.asp?idnuevo=2756. Una página cubana.

---Aunque existe YouTube, así que anímense a ver el film y olvídense de mí: http://www.youtube.com/watch?v=nvMU1dBRmTs.

----Los comentarios en la Internet Movie Data Base sobre la película son bastante elogiosos: http://www.imdb.com/title/tt0383846/usercomments. Aluden, por ejemplo, a una generación perdida post-comunista sin ambiciones, esperanzas ni horizontes. Tipos rondando los treinta años. Unos beben cerveza y fuman porros sobre la azotea de un edificio: esperando a su Godot particular, un Godot familiarizado con Kevin Smith, eso sí. Como confirmaremos al final de la película, ese Godot tiene cuerpo de mujer: porque pese a las tristes condiciones socioeconómicas, lo que los chicos echan realmente de menos es tener un ligue a mano.

-----Apostar dinero en partidos de fútbol, ir a un cine desangelado (que aprenda Ming-Liang) o ver un platillo volante son divertimentos pasajeros (todo es pasajero ante la ausencia de amor, dinero o salud) frente a una deriva existencial que no aporta placeres ni fe en el futuro. Sólo pasatiempos y filosofía desabrida, estupefaciente, nihilista. El personaje principal (Sergej Trifunovic) que consigue una cita imposible con una bella modelo (Marija Karan) no llega a creerse su suerte, pierde los papeles y ella, comprensiblemente, cogerá un taxi y huirá de la tontería. Aunque ella también necesitaba amor.

[...SEA MAYOR...]

------Me da por pensar que Cuando sea mayor seré canguro es la típica película europea divertida (comedia joven y urbana), comercial (para todos los públicos) y con componentes sociales y generacionales que aspira a colocar en el mapa cultural a su director (Andrić), ayudándolo a él y a parte de su equipo artístico a pegar el salto a producciones de más envergadura y dinero fuera de los Balcanes. No detecto brillantez, aunque sí momentos simpáticos y expresivos. El pretendido realismo de situaciones y diálogos sólo resulta convincente hasta cierto punto, dado que la aureola hiperbólica, caricaturesca, estereotípica (sospecho) y absurda está demasiado marcada. La veta fresca, “indie” e insolente y las estrategias de serie televisiva no siempre casan bien, por no decir casi nunca.

-------El director Andrić seguramente lo que deseaba en 2004 era que la buena gente serbia (y de la región colindante) se identificase con personajes y conflictos: con una obra que, además de pasar por graciosa radiografía de un momento y lugar, fomentase también la cohesión social en tierra tan castigada. Pero sus estrategias visuales y escénicas son parecidas en exceso a cierto cine americano de bajo presupuesto o angloparlante (alguna comedia británica como Fever Pitch o irlandesa como Café irlandés). El contexto futbolístico (de un chico serbio del barrio que está triunfando en la liga inglesa) ilustra, por otro lado, la capacidad socializadora e inspiradora (además de funcionar como desahogo, entretenimiento y anestesia) del fabuloso Deporte Rey.

--------Cine de vagabundos vitales, marginados existenciales, jóvenes conmovedores sin ideas ni esplendor, sin amor, a la altura de 2004: la alemana Contra la pared (Akin), las norteamericanas Entre copas (Payne) y Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Gondry), la cosmopolita Clean (Assayas), la española Nubes de verano (Vega), la mexicana Temporada de patos (Eimbcke), la holandesa Cool! (Van Gogh), la argentina No sos vos, soy yo (Taratuto), la sueca The Guitar Mongoloid (Östdlund).

 

[...SERÉ CANGURO]

---------A raíz de la muerte de Dennis Hopper, un artículo de Bárbara Celis en El País (mayo de 2010) recuperaba unas palabras del actor y director sobre Easy Rider:

 

Nadie se había visto a sí mismo en las películas hasta entonces. La gente fumaba porros y tomaba LSD por todo el país, pero en el cine seguían viendo a Doris Day y Rock Hudson.

 

----------Una dificultad importante sería intentar averiguar si, en realidad, este cine serbio no se estará basando justamente en los Doris Day y Rock Hudson del presente.

-----------En todo caso, parece comprobado que Peter Biskind escribió esto en su famoso libro: “Para ellos [Hopper, P. Fonda…] aquella película fue la demostración de que podías batir a la industria en su propio terreno, podías drogarte, expresarte y además, ganar dinero”.

------------Y yo me pregunto: ¿Qué industria? ¿Qué ideales se promueven? ¿Se ven los serbios a sí mismos en esta película? ¿Qué esperan hacer con sus vidas gentes como Nebojsa Glogovac, Boris Milivojevic, Lazar Strugar o Gordan Kicic? ¿Ganar dinero, rodar un film con Sandra Bullock, ser queridos en su barrio…? ¿Pero qué es lo que se supone que hay que alcanzar, cualquiera de nosotros, en esta vida de canguros? Miren uno y ya me callo: http://adhd.typepad.com/.a/6a00d83451b6d869e20120a53688c0970b-800wi.