GODARD Jean-Luc (1930-_)

Film socialisme (Film socialisme) (2010: 5.0)

Film socialisme en la Filmoteca, cine Doré, mayo de 2011: unos veinte espectadores abandonan la película sin ver su Happy End. ¿Final feliz? Es Godard: ni final ni feliz.

La película es supuestamente presentada por un francés y una francesa que chapurrean el inglés, acompañados por una intérprete: ninguno de los tres dice apenas nada. La intérprete ni siquiera entiende lo que le cuentan. Desde el inicio: decepción. Godardianamente ya. No nos entendemos bien.

Imposible no pensar en la acampada de Sol, el Movimiento Democracia Real Ya: pasajes y palabras de Film socialisme parecen dar cuenta de un nuevo despertar joven y socialista, más allá de manoseadas siglas.

Pero Godard es SIEMPRE otra cosa. Si le apuntas con el dedo, el dedo se dobla. Si le ponemos una etiqueta, hará algo que la desmienta. Godard perdido, seguramente, fracasado, muy posiblemente, siempre atento a todo y nunca convincente (no desde 1968, aquel otro mayo).

Godard desmayado, distorsionador, enfadado, pinturero, crítico con todo, ese barco que es bingo y que es fiesta y que es decadencia: ¿del mundo entero, según JLG? Al menos, Occidente. ¿Godard anarquista, como esos fans de la CNT que vemos en las pocas imágenes rodadas en Barcelona? Lo dudo: Godard será anarquista hasta que se le llame anarquista. No después.

Film Socialisme es pesimismo y decepción y arritmia audiovisual. Es pesadilla y es utopía y es (seamos convencionales) un (casi) completo desacierto. Un atractivo tratado de digresiones y concatenaciones y sucesiones de imágenes y verbos. ¿Orden y concierto? Godard sabrá.

Godard críptico, respetuoso con la imagen (bella y alimentada de sí misma) pero nos gustaría que fuese más respetuoso con su (potencial) público. Yo no soy tonto; yo he sido y soy godardiano (aquel Godard: aquel). ¿Por qué me siento tonto ante Film socialisme? ¿Por qué me desprecia tanto JLG?

¿Socialismo real? ¿Un socialismo enredado, fragmentario, disfuncional como las imágenes de esta película? ¿Socialismo peliculero y caprichoso, pretencioso, pedante y quisquilloso? ¿Por qué habría de ser así? Si socialismo no es igual a Ken Loach, ¿por qué ha de equivaler a Godard? ¿Es el mejor ejemplo? No. ¿Hay punto medio? No sé. Respondo como JLG al final de este (otro) extravagante ensayo sin introducción ni nudo ni desenlace ni argumentos ni contra-argumentos (sólo citas y contra-citas y ráfagas audiovisuales). No comment.