MAYO Archie (1891-1968)

A Night in Casablanca (Una noche en Casablanca) (1946: 7.0)

Especie de hilarante remake de los hermanos Marx a propósito de la Casablanca de Curtiz, Bogart e Ingrid, un exitazo muy pocos años antes. 

Los hermanos Marx, ya se sabe, no eran marxistas pero sí marxianos: Groucho aparecía cuando menos lo esperábamos, caminando indagador y como jorobado, diciendo frases ingeniosas con desigual suerte, haciendo como que ligaba con bellas mujeres que casi nunca mostraban interés por él. Y si lo hacían, era por un interés creado: porque querían dinero, habitualmente.

Harpo, mudo y con su dichosa harpa, creando confusión allí donde iba, desbaratando sin pretenderlo los planes de los malvados. Harpo, otro marxiano de un planeta desconocido.

Y Chico Marx tocando el piano, presumido, pícaro, egoísta, intentando comprender a Harpo a través de sus demenciales gestos.

Una noche en Casablanca la dirige el versátil Archie Mayo (autor de la espléndida El bosque petrificado) como vehículo para el desigual pero siempre cómico lucimiento de los hermanos Marx, tipos con gran impacto en el cine de humor: Aterriza como puedas o Top Secret, entre otras obras divertidas de los setenta y ochenta. En fin, divertidas “more or less”, como dicen siempre mis alumnos; más o menos.

(Mayo 2014)