ROSSEN Robert (1908-1966)

The Hustler (El buscavidas) (1961: 9.0)

Dirigida por Robert Rossen y protagonizada por actores jugando en serio, Paul Newman, Piper Laurie, Jackie Gleason y George C. Scott, El buscavidas es un clásico americano que dirigió Robert Rossen el año en que también nacieron Jules y Jim, Viridiana, Accattone, Plácido, Esplendor en la hierba, West Side Story o Dos cabalgan juntos.

1961 no fue un mal año de cine, no.

Una película que ejemplifica tópica pero espléndidamente los callejones sin salida del Sueño Americano, con el culto al dinero, la desdicha cruel del fracasado (“loser”) y un determinismo social de cariz trágico.

The Hustler, en la mejor tradición del teatro americano de Arthur Miller, Eugene O’Neill y Tennesse Williams, seguida con matices por algunos directores de cine como Elia Kazan, Delbert Mann, Mankiewicz (éste con más glamour) o el propio Paul Newman, parte de un texto prodigioso, escenarios realistas, gran sobriedad dramática y una nada complaciente mirada a la sociedad americana (y de paso, al género humano). 

El protagonista y los otros personajes pueden verse como metáforas de lo que significa triunfar o fracasar en los EEUU. The Hustler tendría su equivalente en la narrativa americana, por lo que conozco, en los relatos realistas, amargados e incluso “sucios” de escritores como Raymond Carver o Don Cheever.

También es una película grandiosa para los aficionados al billar, por supuesto. Un juego divertido e hipnótico si se alcanza un nivel decente y se juega con amigos. Evitando, hasta donde sea posible, a los macarras, el dinero y el whisky. Y a los buscavidas como el fracasado Eddie Felson. 

(Octubre, 2015)