LUBITSCH Ernst (1892-1947)

To Be or Not To Be (Ser o no ser) (1942: 9.5)

Un profesor universitario nos decía que el famoso monólogo de Hamlet, “To Be or Not To Be”, estaba mal traducido. El verbo “ser”, razonaba mi brillante pero perezoso profesor, no contenía la variante semántica del vivir y el morir; y por tanto él sugería que la gloriosa línea debería traducirse por “vivir o morir”.

Vivir y morir. Son los temas de esta deliciosa comedia del alemán Ernst Lubitsch, portadora de un humor ágil y moderno muy atento a las debilidades humanas. Ser o no ser es una película valiente, que se ríe del totalitarismo que le caía más cerca, el nazismo. Fue rodada en 1942, cuando Hitler aún pensaba que conquistaría el universo.

El perfecto guion incluye diálogos muy divertidos que pivotan entre el sarcasmo y el malentendido. Sin duda, estamos ante una de las dos o tres mejores obras de Lubitsch y una de las mejores comedias que se han hecho.

Una obra moderna, hemos dicho. ¿Por qué? Por el lado ético y el estético. En lo estético, es una película breve, ligera, con ritmo, jalonada con un humor universal y comprensible y cuyos temas son eternos: vivir o morir, como dijimos. Ética y políticamente, es una película que se opone a los totalitarismos, al sectarismo, al dogmatismo. Y que abraza sin subterfugios, en aquellos años tan brutales, solemnes y extremos, el humor y la imperfecta democracia. Porque imperfectos somos.

Entre tantas situaciones hilarantes, mi momento favorito sería éste: cuando el actor Joseph Tura, que interpreta a un Hamlet pomposo (un graciosísimo Jack Benny interpreta a ambos), empieza su famoso monólogo del “ser o no ser”, observa molesto cómo un ingrato y joven espectador de las primeras filas del teatro se levanta y abandona la sala. Luego verificamos que este militar le está haciendo la corte a la mujer de Joseph Tura, interpretada por una espléndida Carole Lombard. Y hemos de aguardar a la última escena de la película, de nuevo en un teatro, para finiquitar la película con el toque Lubitsch, aquí una magnífica rima consonante, versionando a Shakespeare.

(Noviembre, 2015)