ABRAMS Jeffrey Jacob (1966-_)

Star Wars: Episode VII. The Force Awakens (Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza ) (2015: 6.5)

PROS

El hábil y, por momentos, inspirado J.J. Abrams hace un buen trabajo. No quería decepcionar a las decenas de millones de fans de Star Wars y ha evitado ese peligro.

Su propuesta es impecable: aventuras, ciencia-ficción, naves espaciales, batallas supersónicas, galaxias lejanas, criaturas extravagantes, robots, simbolismo, Bien/Mal, frases icónicas de la saga, recuperación de los actores originarios, graves asuntos familiares, gradación de elementos y tardía aparición de personajes para provocar eufórica ansiedad en el espectador. Por vez primera el héroe es una chica (Daisy Ridley). Y su acompañante es negro (John Boyega). La apuesta de Abrams intenta ser correcta desde todos los puntos de vista (como explicó J. Costa en un artículo en El País) y la jugada le sale más redonda que cuadrada.

Destaca la energía positiva de la heroína. Impresionan los espectaculares escenarios, más aún con las gafas de 3D. El ritmo de la cinta es estupendo: todo el tiempo suceden cosas y casi siempre son interesantes y ayudan a que el argumento avance hacia algún sitio. La película puede tener un efecto excitante, no hay duda. Y el final es magnífico: abriendo, con la aparición de un personaje clave, la puerta a la próxima obra de la saga.

CONTRAS

Chirría el personaje que interpreta Adam Driver, sobre todo desde que se quita la careta de malo, demasiado pronto. El héroe encarnado por Boyega no tiene suficiente encanto ni carisma. Harrison Ford parece una parodia de sí mismo: sobresale de la película no porque tenga instantes estelares sino porque parece que va por libre. Los aspectos dramáticos de la cinta, a la espera de las siguientes entregas, están algo deslavazados.

DICTAMEN

Esta nueva película de Star Wars, sin estar a la altura de la trilogía urdida por George Lucas entre 1977 y 1983, tiene dignidad y está contada con vigor y cierta intriga.

 

(Febrero, 2016)