DE PALMA Brian (1940-_)

Get to Know Your Rabbit (Beeman, el magnífico) (1972: 2.0)

Al final de su crítica en The New York Times en septiembre de 1973, Vincent Canby arriesgaba una predicción: “Algún día De Palma hará una gran comedia americana”.

¿Acertó Canby? Yo diría que no, que todo lo contrario.

Las películas de Brian De Palma son mejores cuanto más se alejan de la comedia y más se acercan a la intriga, el thriller y los elementos inquietantes. Si sus dos comedias de los años ochenta son infames, esto que acabo de presenciar es un despropósito.

Soy incapaz de tomarme en serio Get to Know Your Rabbit. El problema es que tampoco puede tomarse a broma porque no tiene ninguna gracia. No sabiendo si tenía que ser el Godard americano, una parodia de Hitchcock, el sucesor de Jerry Lewis o el resucitador de los hermanos Marx, De Palma no da una. Película torpe, bobalicona, aburrida, que he ido viendo a saltos.

Beeman, el magnífico (título español tan memo como el original inglés), en suma, no tiene ni pies ni cabeza. Se sustenta en brotes anárquicos, aires contraculturales, influencia de los dibujos animados y del teatro del absurdo (Ionesco y su Cantante calva, probablemente), aires posmodernos y un ánimo conceptual de, como fue costumbre en esos años, “epatar al burgués”. Su objetivo, siendo muy optimistas, era reírse un poco de las convenciones e instituciones sobre las que se sostienen las sociedades occidentales. Y, de paso, mostrar algunas chicas guapas con escasa ropa y rescatar a Orson Welles en otro papel secundario y horroroso.

Una de las peores películas que he visto.

 

(Abril, 2016)