HERZOG Werner (1942-_)

Woyzeck (Woyyzeck) (1979: 6.5)

Rareza entre las muchas rarezas de Werner Herzog, Woyzeck es la historia desdichada de un paradigmático hombre primitivo, un militar y “buen salvaje” que es víctima de sus superiores y verdugo de su apetecible esposa.

Rodada como si fuese teatro, con la cámara como cuarta pared y los personajes frente a nosotros, sobre todo el protagonista encarnado por el impetuoso Klaus Kinski, Woyzeck es un film extraño pero atractivo donde llegan a resonar ecos de Shakespeare (Otelo, Hamlet).

Puede verse como un intento no sé si consciente de Herzog de rodar cine mudo a finales de los setenta. No porque la película sea muda, que no lo es, sino porque podría serlo si no prestamos atención a los ruidos y las voces: planificación sencilla y frontal (como algunos Pasolinis), uso lírico de la música, expresividad de los rostros, escasos recursos cinematográficos (planos fijos de larga duración, a veces con el personaje principal al fondo) y una trama simple y alegórica.

Uno ve Woyzeck y puede acongojarse con la suerte y deriva del protagonista; y uno percibe que este film trágico y poético recrea el mito de Frankenstein casi como si fuese un (breve) canto salmódico de Béla Tarr. Nada redonda, es un lamento de película.

 

(Julio, 2016)