AFFLECK Ben (1972-_)

Argo (Argo) (2012: 6.0)

Basada en hechos reales, acontecidos a finales de los años setenta (para eso está Google), Argo es una entretenida película de intriga internacional dirigida e interpretada por Ben Affleck.

Argo logró el Oscar a la mejor película hace unos años, lo que resulta a todas luces excesivo. Eso si nos tomamos los Oscars en serio, claro.

La película logra mantener el suspense en suelo iraní en unos momentos de enorme tensión, durante el cautiverio de un buen número de ciudadanos norteamericanos.

 

Ni los personajes ni las ideas de guion ni el desarrollo de la trama convencen del todo. No están mal pero lejos de la excelencia. Sí hay que reconocerle a Affleck que, como director, se esfuerza por hacer un trabajo sólido y digno. Affleck querría quizá seguir la senda de un Schlesinger o un Schaffner, de un Frankenheimer o un Pakula. No será fácil. Veremos.

Otra cosa es su trabajo como actor, un misterio insondable para quien esto escribe. No es cosa de ponerse patriótico, pero a uno se le ocurren cien actores españoles mejor dotados que el inexpresivo, pagado de sí mismo y poco verosímil Affleck.

 

Los momentos más conseguidos de la cinta, además de aquellos donde admiramos los andares y decires de John Goodman y Alan Arkin (más que los de Bryan Cranston), se encuentran en las escenas de suspense. En la angustia de los seis americanos a quienes el agente Tony Mendez (Affleck) quiere sacar de Irán haciéndoles pasar por el equipo técnico de Argo. Una película de ciencia-ficción de serie Z que, por suerte o desgracia, nunca se rodaría.

 

(Julio, 2017)