BERTOLUCCI Bernardo (1940-_)

Strategia del ragno (La estrategia de la araña) (1970: 5.0)

Este Bertolucci tan joven y manierista ahora me convence menos que otro Bertolucci más sólido, más intenso, más humano (y menos juguetón).

Sin ir más lejos, el de la reciente y conmovedora Tú y yo, su última película. Bastante despreciada por crítica y público.

 

El calado literario y cinematográfico de La estrategia de la araña podría formularse así: Borges + Godard + Fellini. Lo que resulta de tan problemática suma es un producto de gran predicamento crítico en aquellos primeros setenta que ahora se me antoja bastante artificioso, sin chispa, acaso sin verdad. La coreografía y la estética terminan prácticamente por derrotar al argumento, basado en el ingenioso relato de Borges Tema del traidor y del héroe.

Ah, el siempre intocable púlpito de Borges.

 

Al final, algo abrumado por los suculentos movimientos de cámara de Bertolucci y casi superado por una orquestación estilística que adivino muy del gusto de nuestro contemporáneo Sorrentino, ¿no da un poco igual si el héroe era en realidad un traidor? Algo que, en cualquier caso, sabíamos desde el minuto uno.

A Bertolucci le preocupa sobre todo resaltar esa bruma ambigua donde lo real y lo inventado se confunden, pero su reflexión, pienso, carece de gracia y puntería. Y de contemporaneidad: ¡queremos “facts”!

Dicho de otro modo: todo esto suena ahora demasiado posmoderno y posestructuralista y, así, irremisiblemente polvoriento. Y pusilánime. Quiero pensar que Terry Eagleton estaría de acuerdo conmigo.

 

Dicho todo esto, tampoco está tan mal La estrategia de la araña, ¡no me confundan!

 

(Agosto, 2017)