FRIEDKIN William (1935-_)

The French Connection (Contra el imperio de la droga) (1971: 7.5)

William Friedkin vivió sus años dorados en los años setenta. Dirigió dos éxitos descomunales: The French Connection y El exorcista. Con el primero, Friedkin consiguió 5 Oscars, incluyendo el de mejor película y el de mejor director (añadiré aquí que no parece que sus rivales fueran películas gloriosas). Con el segundo, aterrorizó y aún aterroriza a medio mundo.

 

The French Connection es una muy interesante fusión entre la ligereza narrativa conquistada por la Nouvelle Vague y el cine negro americano. Friedkin la rueda con enorme vigor y realismo, a ras de calle, en andenes de metro, carreteras sórdidas, callejones inmundos, almacenes inhóspitos.

 

Las persecuciones son un punto fuerte de la película, tanto a pie como en automóvil. Ahí Friedkin despliega un gran virtuosismo espacio-temporal, como lo demuestra toda la secuencia donde el policía Jimmy (Gene Hackman, siempre grande) intenta atrapar a Alain (Fernando Rey) por las calles y los andenes del metro. Friedkin muestra con poderoso ritmo e intuición las tretas astutas de Alain para deshacerse de Jimmy, entrando en un vagón y saliendo de otro justo antes del pitido de salida, y volviendo a entrar sin que su perseguidor se dé cuenta.

 

La película, breve y al grano, funciona como un mecanismo casi perfecto.

Mi objeción principal es que, de pronto, el film se ha terminado y uno se queda con la sensación de que, siendo bueno, tampoco es para tanto. Quizá porque todo sucede demasiado rápido. Tal vez porque los personajes apenas tienen enjundia. A lo mejor, porque el brillante conjunto carece de alguna consistencia dramática o de algo más.

 

(Noviembre, 2017)