POLLACK Sydney (1934-2008)

Three Days of the Condor (Los tres días del cóndor) (1975: 5.5)

Sydney Pollack, en sus años más activo como director de largometrajes, entregó con Los tres días del Cóndor su contribución al thriller de espías, un subgénero triunfante en los años setenta.

Aquí es la CIA, una vez más, la organización sobre la que recaen sospechas de estar metida en asuntos turbios.

El hombre atrapado, siguiendo el esquema hitchcockiano, es Joseph Turner, que de un día a otro se convierte en un hombre perseguido y obligado a tomar como rehén a una mujer que vive sola, Kathy.

 

Es gracioso el momento en que Turner, interpretado por Robert Redford, se muestra amenazante con Kathy, que no sabe si este hombre es un ladrón, un violador o un asesino. Es gracioso, digo, porque la cara de Kathy, más que exteriorizar pavor, refleja una tranquila y sensual curiosidad ante la presencia misteriosa de aquel señor tan apuesto. Más que la cara de una prisionera parece la de una seductora y futura amante. En efecto.

 

El thriller, con sus sospechas, conspiraciones, peligros y componente internacional, se desarrolla de manera algo insípida en los cauces clásicos del género. Pollack es un neoclásico, digamos, seguidor de los grandes directores de los cuarenta, cincuenta y sesenta, y no se dejaba llevar por tendencias más sucias y “realistas” del momento. Sí puede detectarse, seguramente, un toque Antonioni en ciertas consideraciones fotográficas que afectan tanto al personaje de Faye Dunaway como a la propia fotografía de la película.

 

Los tres días del cóndor, que no es una gran película, se beneficia, como Marathon Man con Lawrence Olivier, de la presencia de un antagonista de altura encarnado por Max Von Sydow.

 

(Diciembre, 2017)