LAFOSSE Joachim (1975-_)

L`économie du couple (Después de nosotros) (2016: 7.5)

Después de nosotros es un drama realista que gira en torno a la pareja y el dinero. Ya se sabe: si vienen mal dadas, una pareja solo se podrá separar si al menos uno de los cónyuges tiene dinero, bastante dinero.

Por el medio, en la película, se ven implicadas las dos encantadoras hijitas que, en el mejor momento de la cinta, hacen un bonito baile y contagian a sus papás, que también bailan y, momentáneamente, se reconcilian.

 

El director belga Joachim Lafosse compone largas escenas dentro de la casa, cámara en mano, siguiendo a sus personajes, forzados a convivir en un entorno mínimo sin apenas noticias del exterior.

Es una película intrigante e intensa de gran originalidad. La intriga se construye en torno al dinero. Contiene elementos amenazantes: 1) las malas compañías del papá, que un día es agredido por una deuda no pagada, 2) el comportamiento de las niñas, que presencian las riñas de sus padres, lo que lleva a una de ellas a ingerir pastillas, y 3) las conversaciones entre él y ella, tensas y a veces circulares, lógicas pero casi absurdas, sobre la economía de la pareja: tal es el título original del film. 

 

Después de nosotros es una película breve, inteligente, incómoda y notable. Su única rémora, si es que lo es, es el limitado alcance narrativo de su propuesta. O, acaso, cierta incapacidad para trascender las situaciones concretas y construir momentos memorables como el del baile aludido más arriba.

 

Bérénice Béjo, la actriz, está muy bien. Y Cédric Kahn, el actor, aún mejor: vaya portento. Compruebo que este tipo también ha dirigido películas. Habrá que investigar.

 

POSDATA. Hablando de dinero, es muy recomendable, yo diría que sobresaliente en su humildad, gracia y puntería, la película de nuestro Edgar Neville La ironía del dinero

 

(Enero, 2018)