ALLEN Woody (1935-_)

Celebrity (Celebrity) (1998: 7.0)

1) Celebrity. Los famosos y sus fiestas. Sociedades exclusivas, juegos de jerarquía, lujo y poder. Nada es real. O sólo eso: la irrealidad. Vendida por los medios como Lo Real. Para eternizarse como medios.

2) No veo al Woody Allen actor. Veo a Kenneth Branagh. ¿No ver a Allen relaja sus filmes, los hace menos egocéntricos, más humanos? Los que así hablan no son verdaderos fans de Woody Allen.

3) Blanco y negro para no dejarnos seducir por el famoseo: guionistas, artistas, amigos de pintores, críticos de cine. Cruel retrato. ¿Podría ser diferente? ¿Quiere alguien que lo sea? ¿Lo quiere Woody Allen?

4) Inquietud emocional, insatisfacción y eterno no-saber-qué-quiero. Celebrity es sátira de un mundo social, gobernado por reglas no escritas. Nada sorprende ya a Woody Allen. Celebrity es descripción de un mundo. La Dolce Vita con menos humos. ¿Qué es el arte? ¿Para qué sirve? No, obviamente, para cambiar el mundo sino para conseguir una posición. Incorporando, primero, las disposiciones necesarias, siempre Bourdieu.

5) Celebrity. Mirada gris y distanciada, poco apegada a Allen. Corrosiva, fijada en los rostros. No hay momentos para el relax, el abandono. Prisa y apariencia. Estar donde hay que estar. Lúcido Allen, como Altman, ni emotivo ni desternillante ni ligero, Fellinis, Bergmans.