VISCONTI Luchino (1906-1976)

Ossessione (Obsesión) (1942: 9.0)

1) Ossessione anuncia el neorrealismo italiano. Lo fomenta, eso seguro. La historia de este melodrama trágico, con la tentativa de quebrar un orden establecido, está salpicada de informaciones realistas.

2) El realismo aspira a la veracidad. Dejar testimonio de lo que hay, de lo que ha habido. El realismo cinematográfico, que no se basa en un código de expresión, implica un respeto no ingenuo por la realidad.

3) Ese respeto, o falta de manipulación, tiene potencia revolucionaria. El conocimiento de lo que hay, de lo que ha habido, puede dar pistas, originar técnicas políticas, sociales o artísticas: para mejorar. Ésta es su capacidad. Ossessione es más esencial que El Guernica.

4) Ossessione y La terra trema son monumentos de la cultura italiana y europea del siglo XX. Su puesta de largo tras la Segunda Guerra Mundial es Importante. Esto es lo que hay: merece la pena pararse a contemplar.

5) Visconti revela un orden social, enseña un trozo de Italia, conmueve con un triángulo cuyo objeto sexual es masculino (Massimo Girotti), cuida los detalles, muestra los determinismos sociales (unos genéticos, otros adquiridos). Ossessione.

6) Ossessione y La terra trema son cultura popular y objetos dignos de investigación y comentario. Cine como apuesta de futuro, obsesionado con su presente, consciente de su pasado.