TARANTINO Quentin (1963-_)

Kill Bill. Volume 2 (Kill Bill. Vol. 2) (2004: 5.0)

1) Kill Bill 2. Menos peleas y escasas cabriolas.

Más crueldad, frases explicativas, sadismo.

Como Godard, pero sin reflejar un universo fuera del celuloide, Tarantino tensa la cuerda a ver qué pasa.

Arriesga.

2) La violencia post-Peckinpah carece de asidero ético o político.

Tarantino se agarra a la excusa de las venganzas justas y la maternidad.

Ambos Kill Bill contienen méritos indudables: son intensos cómics cinematográficos, razonamientos circulares casi lógicos, mitos sin moral.

3) Félix de Azúa (Salidas de tono):

El embellecimiento de la maldad, su conversión en fenómeno estético sin palabras, ésa es la novedad”.