ANDERSON Paul W. S. (1965-_)

Event Horizon (Horizonte final) (1997: 4.0)

1) El desarrollo de estas fórmulas tecnológicas en el espacio exterior se repite sin mayores escrúpulos. Las variaciones son mínimas y tienen que ver con la coartada futurista del intento, con el tipo y objetivos del bicho malvado y baboso fabricado para la ocasión. Event Horizon:

2) Sam Neill y Lawrence Fishburne, estrellitas, se embarcan en una nave, a mediados del siglo XXI, en una misión de rescate de otra nave que había desaparecido, pasando “al otro lado”. Cosas de los USA y del atontamiento en plan serio de que fueron víctima los años 90. Y nosotros: la audiencia.

3) En este film la cosa traspasó todos los sistemas conocidos del universo, gracias a un método por el cual la velocidad de la luz se nos quedaba pequeña, en comparación con la técnica de los agujeros negros, que una vez habilitados permiten ir de un tiempo a otro en un periquete y sin riesgos…

4) Mas los riesgos existen, porque si no, no habría film y, en la senda de la pobre Alien, tan saqueada que su saqueo es subgénero, los miembros de la tripulación van cayendo uno a uno, víctima de algún bicho desconocido.

5) Fórmula: un traidor o científico pirado que se pasa al lado oscuro; el suspense se crea con computadoras, pilotos automáticos, puertas circulares “fashion”, explosiones, cuentas atrás, corredores de pesadilla.

6) En Event Horizon no hay bicho feo sino una fuerza venida del otro lado de lo conocido... ¡del Infierno!, al que nunca habían situado tan lejos de lo humano. Estos filmes, de humanos sólo conservan monosílabos soeces combinados con frases Matrix, más fulgores e imágenes malignas de mundos lejanos. Siempre lejanos, ¿por qué será que es así?