CLEMENT René (1913-1996)

Jeux Interdits (Juegos prohibidos) (1952: 6.5)

1) Producto bienaventurado fue Jeux Interdits en la Francia de la posguerra. Consiguió un montón de menciones y premios: éxito y prestigio. ¡Lo tenía todo! La música de Narciso Yepes eleva los momentos compartidos por la niña rubia y el niño rubio a éxtasis de lágrimas y de bondad.

2) Unos niños guapos y de ojos azules siempre han sido un reclamo atractivo para la audiencia generosa o despistada o ambas. Mejor la bondad que… por ejemplo la guerra, que es horrible siempre.

3) Pero los norteamericanos reeligen a Bush en medio de su sangrienta e inútil posguerra en Irak. Fahrenheit 9/11, de M. Moore, nos enseña ahora en términos de influencia o penetración social la fragilidad y la frustración del cine como acción. Quizá incluso Bush haya ganado, no a pesar, sino gracias a Moore y su película anti-Bush. Son reacciones.

4) Oponer la guerra a la inocencia de los niños guapos significa “hondura”, “emoción”, “verdad cinematográfica”. Película rodada con el objetivo de resaltar los momentos donde la música, la belleza infantil y el horror de la guerra unen sus fuerzas. Mezcla bastante infalible, ahora y antes.

5) Jeux Interdits no disgusta a nadie: debió de hacer llorar a miles de seres cabizbajos: su influencia o penetración social, ¡cualquiera sabe!