CLEMENT René (1913-1996)

Gervaise (Gervaise) (1956: 8.0)

1) Cuatro años después del exitazo de Juegos prohibidos, Clement adaptaba L’Assommoir, de Zola, con guión de Jean Aurenche y Pierre Brost: Gervaise fue... ¡Maria Schell!

2) Suya es la película. Clement y sus guionistas prepararon escenas para su lucimiento: hermosa, sufridora, valiente, pasional. M. Schell actúa con alegría y convencimiento, sabiendo que está en una dramatización destacada del cine y la cultura franceses, y que es mejor darlo todo.

3) Gervaise se debate entre tres amores mientras se gana la vida como lavandera, cría a los hijos y soporta a un marido borracho. Pobres mujeres.

4) Es comprensible que Godard y otros pudieran cargar contra este cine de calidad literaria y esfuerzo interpretativo, pero no se le puede negar fuerza dramática, si es que uno juega a ese juego, que esa es otra…

5) Es comprensible que, hasta hoy, si al gran público se le da a elegir entre Gervaise y Alphaville, se decante por la primera. No yo, desde luego, por formación, creencias e ilusiones. Pero sí me cautiva, y mucho, la sonrisa ingenua, sensual, bondadosa y entregada de Maria Schell. Y esas cosas influyen.