TATI Jacques (1908-1982)

Play Time (Play Tiime) (1967: 7.0)

1) Las aspiraciones inhumanas y estéticas afectan a la sensibilidad de Play Time, de 1967, admirable artificio, creación espacial, farsa milimétrica, chistes estilísticos; la ausencia de perros, niños y pueblo me alejan del asunto.

2) Hulot-Tati parece en paz consigo mismo: resignado a vagar por el tecnológico mundo, sin amigos ni enemigos, tropezando, extraviado y risible. Resignación opuesta a Alphaville, sin amor, con humor. Hulot es errático, asocial, inclasificable. ¡No tiene objetivos! ¡Pobre, me identifico!

3) Tati en su campo cultural es una especie de Hulot, pues es esquivado por académicos del cine (S. Hayward, por ejemplo) que no sienten su lucidez resignada, tan ocupados andan tras tercas reivindicaciones, impulsos, mitos, impactos, moralejas.