NEGULESCO Jean (1900-1993)

How to Marry a Millionaire (Cómo casarse con un millonario) (1953: 7.5)

1) El canal irlandés RTE pasa How to Marry a Millionaire, de 1953, un domingo a las 2pm. En España es impensable: ni filmes en V.O. ni clásicos españoles. Cotilleos y concursos sí tienen cabida. ¡Comparemos!

2) Película transparente: diáfana fotografía, inmaculado guión. Hacer las cosas bien era norma en la política de estudios. Consideración por el público.

3) Lauren Bacall, Marilyn Monroe y Betty Gable van a New York para casarse con millonarios, pero al final se esposarán con los hombres que en realidad aman. El film parece una reivindicación de la sinceridad y del corazón abierto, contra el cinismo y el materialismo. Usar, en las cuestiones del corazón, el corazón y no la cabeza ni la cuenta corriente.

4) Una película bienintencionada a la que se podría acusar, frente a un Wilder por ejemplo, de no ser compleja ni ambigua. Quizá porque Negulesco no quería reflejar la realidad, sino entretener o influir positivamente en la sociedad. El verdadero amor, ¡motor del mundo! Fábula idealista.

5) Y cómica: pues hace reír, mediante la miopía de M. Monroe, la frivolidad de B. Gable y la mordacidad de L. Bacall. Comedia de alto-standing, una bella acuarela del Nueva York de rascacielos, cruceros, fiestas y suites, también un homenaje al “American Way of Life” de la hamburguesa y el optimismo que resulta coqueto, aunque no emotivo.

6) Lindo film de Negulesco, que se rodea de un equipo técnico y artístico de campanillas y compone una película fácil de digerir, que juega limpio y deja a este espectador risueño en su sofá, aunque pensando en otras cosas…