WILDER Billy (1906-2002)

The Fortune Cookie (En bandeja de plata) (1966: 9.0)

1) The Fortune Cookie: Wilder sigue fabricando un cine inmensamente entretenido: en eso nada varió desde Five Graves to Cairo. La construcción de personajes, Jack Lemmon y Walter Matthau, es nítida, afilada: sátira, vicios, debilidades de la sociedad.

2) Los enemigos comenzaron a ser los especuladores, como el abogado Matthau, dispuesto a todo con tal de enriquecerse. Las líneas de Wilder y Diamond son perlas mordaces en boca de ambos actores, dos maneras:

3) La bondad, ingenuidad, escrúpulos: Lemmon pierde dinero y chica. La maldad, cinismo, falta de principios: Matthau sólo busca el dinero.

4) 1966: Wilder a los 60. Lección de compromiso con su sociedad, a la que masacra: los enemigos son ya otros. Mi momento: joviales imágenes finales de los personajes buenos pero fracasados pasándose el balón de “football”: han jugado limpio. Wilder, genial e implacable, siguió tomando partido.