DE TOTH Andre (1912-2002)

Dark Waters (Aguas turbias) (1944: 7.0)

1) Merle Oberon es una bella joven quien, tras la muerte de sus padres, va a vivir con sus tíos al lado de un terreno pantanoso. El peligro acecha a la joven, amenazada por la naturaleza inhóspita de los elementos y por la naturaleza humana de su lejana familia, que algo oculta y algo trama.

2) Es una suerte para Merle Oberon que el médico de esa parte cenagosa de Louisiana sea el fiable Franchot Tone, que se enamora de ella y la protege. La pobre chica, huyendo de sus traumas, se metió en un lío peor: una casa siniestra, unas personas raritas, un Thomas Mitchell en papel frío y equívoco; y encima la chica sufre de insomnio y oye voces…

3) Andre de Toth aprovecha al máximo los elementos que tiene a su disposición. Secuencias como la del baile-fiesta o las del pantano revelan que un sencillo uso de cámara y una interpretación sesgada de los actores pueden construir un seductor cuento de misterio y amor con final feliz.

4) La ausencia de medios, las carencias de un guión esquemático y las simplísimas soluciones empleadas para finalizar la trama son rasgos de este drama irregular (un pelín espeso) rodado durante la 2ª Guerra Mundial.

5) Un drama que, antes que The Red House de D. Daves y Ruby Gentry de K. Vidor, explotó las posibilidades fantasiosas y neuróticas de una joven en los bosques tenebrosos: arenas movedizas, psicológicas.

6) No es que estemos locos. ¡Son los demás, que intentan enloquecernos! No por maldad “per se”, sino por dinero: casi siempre por dinero.