LUNA Bigas (1946-_)

Son de mar (Son de mar) (2001: 2.0)

1) La ironía (ver Angustia) del cine ultra-español, alimentado con tópicos y pasiones desenfrenadas, es que gusta más a los guiris (buscadores de alimentos picantes), mientras que tantos españoles nos hacemos vegetarianos.

2) Es complicado calibrar a quién le place Son de mar. Opino que a seres poco sensibles o con escasas ideas.

Es un cine mísero, caro pero barato.

3) Es una pasión sin pasión.

Los actores recitan, vemos y oímos los lugares comunes sobre el Mediterráneo. A

y, la mezcla erótica del fabuloso cuerpo de Leonor Watling con el azul del mar y del cielo, y la gastronomía.

Sólo hace falta ver el tráiler y 27 minutos de Son de mar.

Cuarto menguante.