MINNELLI Vincente (1903-1986)

Madame Bovary (Madame Bovary) (1949: 8.0)

1) Von Stroheim no terminó Queen Kelly, Eisenstein se quedó sin acabar Que viva México!, Kubrick perdió el apoyo de la MGM para filmar Napoleon, Don Quixote de Orson Welles es una versión incompleta y Kaleidoscope de Hitchcock no se rodó porque la MCA consideró que el protagonista era desagradable. ¿Son o no son censuras?

2) Resumo un reportaje de The Irish Times firmado por F. Byrne.

3) Minnelli no parece un tipo tan complicado o abarcador. Madame Bovary, basada en la novela de Flaubert, sí pudo realizarse y ahora la pasan cadenas de televisión como la gaélica TG4 a las 12 del mediodía. Qué gozada.

4) Madame Bovary es la historia de Madame Bovary, eternamente insatisfecha. Radical como Stroheim, Kubrick o Welles, esta mujer inestable se dejaba llevar por sus pasiones. Hacía sufrir a su paciente esposo y derrochaba el dinero. Aspiraba a un amante romántico y a una posición.

5) Minelli nos introduce en la historia a través del juicio que Flaubert sufrió en París por causa de la inmoralidad de su novela. Se defiende (a través de James Mason) aduciendo que los defectos de Madame Bovary harán a otras mujeres retornar al camino de la virtud.

6) Se defiende reivindicando la Verdad. Él tan sólo relata minuciosamente lo que ocurre en la realidad: tantas mujeres infelizmente casadas se hacían adúlteras para escapar de vidas míseras, seguras, sin alicientes. Querían ser libres. Como Flaubert, ¡que tampoco veía bien ser censurado!

7) Al contrario que Minnelli, amante de la buena mesa, la literatura excelsa y las figuras exquisitas, individuo realista y adaptable, el personaje de Emma Bovary (aquí Jennifer Jones) es una soñadora inquieta, obsesiva, que nunca se conforma: como Stroheim, Welles, Kubrick, Hitchcock e Eisenstein, directores no realistas, no adaptables.

8) Madame Bovary de Minnelli es una obra contra las censuras.