ROSSELLINI Roberto (1906-1977)

Paisa (Paisa (Camarada)) (1946: 9.0)

1) 6 viñetas (1946), del avance de las tropas aliadas en Italia en la 2ª Guerra Mundial. En español es Camarada: connotaciones de izquierdas.

2) En cada historia hay gestos de camaradería: esta selección de Rossellini da cuenta de un fin descriptivo-idealista, o pedagógico, en el buen sentido de la palabra. En los momentos más difíciles es cuando hemos de ayudarnos, por encima de simpatías eternas, manías mortecinas y cansinos dogmas.

3) Paisa carece de la velocidad, la confusión, la redundancia y la intensidad del cine actual. Los espectadores, sobre todo los jóvenes, no saben mantener la atención ante un film así. Rossellini es un documentalista que describe a su elección. Es un moralista, en un sentido total y humanista, que alecciona, desde su apego a la realidad y a la medida humana.

4) Es un historiador de las pequeñas historias que ayudan a enhebrar la gran historia. Su cine es parco en auto-justificaciones, conciliador pero luchador, de una izquierda de amplias miras (cristiana, acaso). Su cine es una búsqueda, un experimento más allá de las convenciones de Hollywood y del neorrealismo. Más allá de las rarezas genialoides e incomprensibles.

5) En Paisa el mundo es la parroquia más grande. Momentos de compromiso, solidaridad; la fría crueldad de la guerra; la realidad de las calles, los niños, la ruina, la miseria; las circunstancias (ver viñeta del soldado americano y la italiana prostituta) gobiernan el destino y la felicidad de las personas.

6) Rossellini no es un hombre de partido ni santifica las fiestas. Acepta su mundo, se identifica con él como ciudadano y pone las bases para cambiar ese mundo. Es un admirable intelectual “ontológicamente” comprometido, no tan “iluminado” como para desatender las emociones mundanas:

7) Actitud que atacaba el inglés Orwell en artículos de la época como My Country Right or Left. Algunas gotas de patriotismo, sentimentalismo ingenuo y, en el ejército, virtudes militares, son (pilares) fundamentales en la construcción de una camaradería, una democracia, un mundo más justo.