HARVEY Herk (1924-1996)

Carnival of Souls (El carnaval de las almas) (1962: 8.5)

1) Del mismo año que El eclipse, Carnival of Souls pareciera una revisión que se mofa de Antonioni. Pero la angustia vital, el vacío existencial y el terror a la comunicación, incluso con dosis de imparable atracción por la incomunicación absoluta, están ahí: en El eclipse, en Carnival of Souls.

2) Y en la obra de H. Harvey hay zombis que salen del auto destartalado del lago que cierra Psicosis de Hitchcock, del que aquí surgen unos seres sin alma, que se unen en bailes con máscaras de palidez de muerte, que persiguen a la encantadora Candace Hilligoss (superior a M. Vitti), quien en 80 minutos es incapaz de disfrutar de placeres y a ratos se piensa muerta o fantasma. Carreteras de Ulmer y Lynch, gasolineras de Corman, muertos vivientes que Romero resucitaría en mayo del 68... Y aroma documental.

3) Son los 60: la gente se empuja (bajo presupuesto) para salir en la foto: rodar y disfrutarlo. La sufrida Hilligoss se adelanta a las protagonistas de Halloween y Elm Street, y hasta el “aparecido” de Carnival of Souls es un precedente pasivo y locuelo de Krueger, de Beetlejuice. Las demás “almas” pálidas son precursores de la estética gótico-musical (The Cure, etc.).

4) Burton disfrutará con este film imprevisible, que deja imágenes de extraordinaria rareza, planos de calles y coches casi de Godard, del rostro de Hilligoss y los pájaros medio de Bergman. Desprevenidos estábamos:

5) Para esta historia disparatada y descarada (que seducirá a los aficionados al cine barato y repentino); de más quilates que las de W. Castle y con el toque canalla que empezaba a erizarse, tan de The Honeymoon Killers.

6) Carnival of Souls es una joya de la paranoia absurda; aquel Polanski.

7) Una gamberrada para nada imbécil, que entronca, pour-quoi pas, con actitudes descreídas así como del irlandés Flann O’Brien (The Third Policeman), su inventado intelectual De Selby, quien en su inexistente libro Layman’s Atlas trató temas universales como “la aflicción, la ancianidad, el amor, el pecado, la muerte y otros pilares existenciales”, a los cuales dedicó la preciosidad de 6 líneas, al considerarlos “innecesarios”. ¡Jo, jo!

7) Palabra de Morrissey: “Shoplifters of the world, unite and take over!”.

8) Carnival of Souls es el único largometraje y la única ficción de Harvey.

9) Realizó otras 400 obras: cortos documentales educativos. Que no he visto.