PREMINGER Otto (1906-1986)

The Human Factor (El factor humano) (1979: 9.0)

1) Varios lustros después de que a Preminger se le diera por acabado, finalizaba éste una historia (de G. Greene y T. Stoppard) y su propia historia cinematográfica, con la sincera y desoladora tristeza de la separación: de la pareja protagonista (él en Moscú, ella en Londres) y de sus espectadores: en los 80 no muy atraídos por el estilo riguroso y delicado de narrar de una historia sobre otro hombre magnífico enfrentado a sus circunstancias, agente doble por accidente: su causa, su patria es el amor.

2) Separación dolorosa, irresoluble, contada con la sobriedad de un clásico, Preminger, superado a su vez por otras causas: el infantilismo y las ínfulas, que desconectaron el teléfono entre directores como él y... los consumidores.

3) Hoy tenemos perspectiva: El factor humano no es cine decadente sino muy sentido en su frialdad, su flema. Preminger se despide con asombrosa elegancia, melancólico, amargado incluso, metafórico: teléfono descolgado.