ROHMER Eric (1920-2010)

Triple agent (Triple agente) (2004: 9.0)

1) No es romo Rohmer, tampoco en 2004, a sus 84 años. Pero los graciosos de turno se aburren, esperando un film de espionaje, una de James Bond, un pasatiempo, un vehículo de acción. Ay, leamos entre líneas...

2) Triple agent se alinea con La inglesa y el duque en un cine que visita la mansión histórica francesa, europea, por la puerta del jardín: personajes que transitan por el envés de esa historia, como mediadores de lujo, sin saber muy bien su nivel de influencia sobre los hechos famosos que acontecen.

3) Rohmer alterna dúctiles escenas, en las que no hay verdadera progresión dramática (prima el diálogo de ideas: explícitas o ambiguas), con metraje documental previo a la invasión nazi. Más allá de ideologías y obvias camisas de fuerza, Rohmer se balancea de manera sublime entre:

4) Causas y Consecuencias, entre Lo dicho y Lo silenciado, Lo mostrado y Lo que acontece: entre la Historia y las historias que la diseñan y la combaten.

5) Con una medida armónica que de pura perfección parece simple, esta obra de arte invita al espectador a poner entre comillas las grandes presuposiciones históricas, a juzgar cada palabra y cada gesto, a atender a la primacía moral del individuo sobre los conglomerados sociopolíticos. Nos invita a dudar: matizar titulares, calibrar posiciones y construir opiniones.