BUÑUEL Luis (1900-1983)

El bruto (El bruto) (1952: 9.0)

1) El bruto: joven fuerte como un toro, ingenuo, incontrolables hormonas. Gusta a mujeres ardientes y modosas. Pobre hombre, en deuda perpetua con un cacique, que utiliza su músculo para la brutalidad: asustar, agredir a los vecinos de un inmueble. Y el bruto no controla su bruticie: ¡asesinato!

2) Schwarze, Luis Buñuel: “Las películas de Buñuel son radicales porque niegan al espectador el consuelo imaginario, sólo le dejan aquella esperanza que pueda fundarse en la realidad” (traducción de Susana Andrés).

3) Las complejidades de esta obra mexicana de Buñuel son enormes: hay que verla para creerla. Toca muchos géneros, ninguno dominante: cine negro, social; neorrealismo, expresionismo, historia de amor, melodrama trágico.

4) Toques mágicos: detalles e insertos; caramelos, llamas, tijeras, gallina, gallo. Aproximan el film al cine lisa y llanamente subversivo; más aún que meramente simbólico. Socarrona subversión. El poder y la carne.

5) Ossessione de Visconti, tensión de Hitchcock, melodrama norteamericano, algo en apariencia tan lejos: Reflejos en un ojo dorado de Huston.

6) Pulsión sexual en metáfora y en calibre físico. Hasta engancha con algún cine reciente de Latinoamérica, el brechtiano Ripstein de hace unos años, el colombiano Cabrera y su estrambótica Estrategia del caracol, etc.

7) Buñuel es incapaz de desligar los temas puros, como el amor, el crimen y el drama, de la descripción social. El hombre no es ni bueno ni malo por naturaleza: el hombre son sus circunstancias sociales. Los fines de unos músculos poderosos pueden ser positivos o negativos: es lo relativo.

8) Manda el dinero. No es el único poder. Está el poder de la unión, que hace la fuerza. La compasión o la dulzura. El poder sexual. Buñuel los trata y combina todos ellos: obra intensa, se sigue sin pestañear, Cine-Club, La 2.

9) Programa ya vindicado hace 35 años por Rodríguez Méndez, en Los teleadictos: “vía apta para difundir entre los espectadores una cultura cinematográfica...”. No todo van a ser telecincos y antenas treses. Uff.