MANN Anthony (1906-1967)

The Naked Spur (Colorado Jim) (1953: 8.5)

1) Colorado Jim es James Stewart, un hombre resentido por culpa de sus traicionados ideales de amor y trabajo, que ya sólo cree en el amoral dinero del caza-recompensas, lo único fiable. Pero necesita otros ideales de amor y trabajo, de vida y muerte, para gastar ese dinero. No existen ni el blanco ni el negro en la mística del Oeste, limitada pero generosa sociedad.

2) Amplio western de colores, formalista entre praderas, rocas, ríos, líneas. Espuelas de Mann.

3) Genera una tensión a partir de una convivencia casi imposible entre personajes complejos. Microcosmos representativo de toda sociedad, retrato de intereses, imperfecciones, violencias, ambición, formas de supervivencia.

4) No hay propiamente introducción ni desenlace, solamente intenso nudo.

5) El film no se anda con zarandajas psicológicas o especulativas. De inmediato estamos abocados a identificarnos con James Stewart, pese a que ni él ni nadie resulte simpático. En el desenlace Stewart y Janet Leigh nos dan la espalda; Stewart parece renunciar a la recompensa y comprometerse con Leigh, pero el “the end” es sucinto y no transmite mayor euforia.

6) Para ganar, hay que perder. Es desolador el tratamiento (de Mann) de los personajes, espléndida es la ejecución de los tiroteos y las escaladas rocosas, y agudas y equívocas son las líneas de diálogo que desean engatusar a sus interlocutores, con el fin de persuadirlos, desprestigiar a los otros y aprovechar la situación para el beneficio propio, ¡nada de altruismos!

7) Intuición: hay en este cine un férreo componente o núcleo visual y una pureza de la imagen y la acción que, acaso con el cine de Walsh, convierten estos cines en los más “cinematográficos”. Y es sabio el arte demostrado en contar de forma clara y sucinta, sin hacer uso de bajezas ni tosquedades:

8) Pero representando estereotipos de la sociedad y del Oeste con discreción y elocuencia, sin vender la piel del oso antes de cazarlo. Mann caza el oso:

9) La venta de su piel es post-film, a cuenta del espectador espoleado, que incorpora ficciones, batallas, maneras de conducta y clarividencia narrativa; pura acción e insertos y miradas de gran enigma; o así serán en mi recuerdo.