ENTREVISTAS A CRÍTICOS: JESÚS CORTÉS

HOY CONVERSAMOS CON: Jesús Cortés.

MEDIO EN EL QUE ESCRIBE: Un blog comme les autres, Foco, Détour, Shangrila, Ártica.

QUIÉN ERES: Un cinéfilo.

POR QUÉ ESCRIBES: Me gusta.

 

1-¿Cómo ves el panorama de la crítica cinematográfica en España?

Lo que ojeo, que es cada vez menos, me suele gustar poco o nada, pero no retengo ni el nombre del que escribe o habla salvo que me parezca muy bien lo que dice. El panorama no debe ser muy bueno porque los pocos críticos o escritores que conozco personalmente o con los que he tenido contacto más o menos continuado, están a un paso de ser “ex” si no lo son ya. Mi sensación es que la labor más útil de la crítica – quizá la única -, seleccionar y elegir qué es valioso y qué no lo es, independientemente de su eco mediático, se ha perdido casi por completo y esto desanima o arrincona a muchos de los que aún creen en ello. Leo textos muy cuidados, pero a veces parece que se podrían haber escrito sin haber visto las películas. Ni otras películas, quizá fundamentales. Lo que llega al público es una consecuencia, la última “fase” de la crítica, antes están, deben estar, la revisión y la reflexión. Bazin era tartamudo y nadie se perdía una charla suya y a veces una simple lista – con valor literario igual a cero - de alguien riguroso, curioso y que quiera ser justo, puede generar más pistas y ser más revelador que un libro entero, hasta si está bien escrito, si es perezoso y no llega después de volver a pensar todo de nuevo.

 

2-¿De qué crítico te gusta (o gustaba) siempre conocer su opinión?

Soy bastante “luterano” y acudo siempre antes a las películas que a lo dicho por nadie sobre ellas. Ahí está todo lo necesario. Pero como es lógico me han gustado muchos textos y presto atención siempre a las opiniones, las comparta o no, de Jean-Luc Godard, Jacques Lourcelles, Joao Bénard da Costa, Peter von Bagh, Raymond Bellour, Jean Douchet, Victor F. Perkins, José Luis Guarner, Julián Marías, Miguel Marías, Manolo Marinero, José María Carreño, Antonio Drove, Víctor Erice, José Luis Guerín, Paulino Viota, Felipe Vega, Pierre Rissient, Louis Skorecki, Adriano Aprà, Serge Daney, Ian Christie, Ian Cameron, André Bazin, Robin Wood, Luc Moullet, Jacques Rivette, Éric Rohmer, Olaf Möller, Marcos Uzal, Raymond Durgnat, Bernard Eisenschitz, Michel Ciment, Andrew Britton, Thomas Elsaesser, Edgardo Cozarinsky, Jean Narboni, Joseph McBride, Maurizio Ponzi…     

 

3-¿Cómo y cuándo decidiste escribir sobre cine?

El cine es una pasión bastante tardía y no escribí nada – ni siquiera para mí mismo – en mi juventud, que está llena hasta arriba de música. Yo no sabía quién era Jean Epstein cuando memorizaba las letras de los discos de Public Enemy. De resultas, la música, que suele maltratarse en cine a poco que se salga de la clásica, me suele condicionar (y fastidiar) muchas películas. Escribo desde entonces por placer, normalmente de un tirón, a horas raras, no he hecho un borrador en mi vida y arrastro el vicio de la síntesis elíptica, nada adecuado para textos largos, que es lo que últimamente más hago, por cierto.

 

4-¿Con qué frecuencia vas al cine? ¿En qué otros formatos ves películas?

Puedo ir muy poco al cine por circunstancias personales. Veo todo en casa prácticamente.

 

5-¿Cuál es el cine que más te ilusiona en la actualidad?

Por cinematografías ninguno, porque todos los orientales se han ido empequeñeciendo últimamente después de unos años fabulosos, el francés sigue teniendo mucho de lo mejor, pero cada vez más diluido y el americano renquea desde hace demasiado. Eso por citar a los que mejores cosas han producido para mi gusto en los últimos años. De todas formas, trato de ver todo lo que puedo porque en cualquier parte puede aparecer algo bueno.

 

6-¿Qué directores estarían hoy día sobrevalorados?

Prácticamente todos los valorados ampliamente me parecen mucho menos de lo que dicen de ellos. Me asombra en particular el estatus de tipos tan nulos como Alejandro G. Iñárritu, Larry Clark, Harmony Korine, Bruno Dumont, Yorgos Lanthimos, Carlos Vermut o Wes Anderson. Si ese fuese todo el cine, dejaría de verlo ahora mismo. Y lo peor es que varios, si no todos, no parecen flor de un mal día y están ahí para quedarse.

 

7-¿Es el director tu criterio principal a la hora de decidir qué película ves?

Un film sueco de 1918 me interesa automáticamente o uno donde salgan Takamine Hideko o Paul Douglas, o uno que tenga guión de Checchi D’Amico o uno que dirija Edward Ludwig… o por fotos simplemente. No puedo confiar sólo en estas predilecciones o intuiciones, porque no evitan chascos y haría que me perdiera lo que de entrada me mueve menos, pero tampoco evitarlas.

 

8-¿Cuáles son tus 5 películas favoritas en lo que va de siglo XXI (2000-2015)?

Sin orden:

La fille de nulle part (Jean-Claude Brisseau)

Blood work (Clint Eastwood)

La sapienza (Eugène Green)

Khang lang phap (Cherd Songsri)

Saraband (Ingmar Bergman)

 

9-¿Podrías ofrecer una lista de tus 10 películas de siempre?

Sin orden:

The river’s edge (Allan Dwan)

Detstvo Gorkogo (Marc Donskoi)

La fille du puisatier (Marcel Pagnol)

Ingeborg Holm (Victor Sjöstrom)

Histoire(s) du cinema (Jean-Luc Godard)

Hachi no su no kodomotachi (Shimizu Hiroshi)

Beloved infidel (Henry King)

Amore mio (Raffaello Matarazzo)

The story of Dr Wassell (Cecil B. DeMille)

Fantômas (Louis Feuillade)

 

10-¿Cómo ves la crisis del cine, el tema del IVA y la piratería?

Todo está en crisis y pagan los de abajo.

De las medidas del gobierno tomadas por nuestro bien, mejor no hablo. Darán la vuelta, supongo, a poco que les haga falta para mantenerse en el puesto.

La piratería es un asunto muy antiguo y en cada época ha funcionado de forma distinta. Internet puede ser el perfecto Mar de los Sargazos para todos esos films producidos para llenar los bolsillos de mucha gente y ellos son quienes tienen el mayor problema y quienes más presionan para globalizarlo. Los discos también dejaron de venderse y ahora se utilizan como promoción y se ha pasado a generar dinero con los conciertos. Esa capacidad la tiene más limitada el cine, que se sigue moviendo aún a nivel mainstream como si estuviésemos aún en 1986 o 1956.

Las nuevas filmotecas en que se han convertido muchas webs respetuosas con el cine, son una bendición. Un tipo subtitulando durante un mes entero en su casa un Solntseva para colgarlo en un foro no es lo que yo entiendo por un delincuente.  

 

¡Muchas gracias!

(Febrero, 2016)