ENTREVISTAS A CRÍTICOS: LUIS MUDO

ENTREVISTAS A CRÍTICOS DE CINE

 

HOY CONVERSAMOS CON: Luis Mudo.

MEDIO EN EL QUE ESCRIBE: De cine, en ninguno en la actualidad. Un tiempo escribí críticas en el periódico de la Facultad, unos cuantos años en el blog colaborativo Quenosqueda.com. De otros temas he escrito varios blogs, este fue el último.

QUIÉN ERES: Soy un médico epidemiólogo que ahora se dedica a la investigación y la docencia.

POR QUÉ ESCRIBES: Se piensa bien mientras se hace.

 

1-¿Cómo ves el panorama de la crítica cinematográfica en España?

La tradicional, algo parada. Las webs tipo IMDB o filmaffinity ya son más útiles (en mi caso) que las críticas. Útiles para saber recomendarme qué ver, quiero decir, que es al final por lo que leo de cine: para ver más cine, mejor cine. No veo a críticos con ganas de entrar en esta nueva forma de criticar, diciendo que ellos votan lo que ven o algo así.

 

2-¿De qué crítico te gusta (o gustaba) siempre conocer su opinión?

Españoles, a día de hoy leo a Jordi Costa y Luis Martínez. Y con menos regularidad a Oti Rodríguez Marchante y a gente con blogs como Fernando Marañón, o esta misma web. Luego, me suelo pasar por medios extranjeros como The Guardian cuando hay festivales de cine y metacritic para leer los enlaces a lo que se dice de las películas no estrenadas en España.

 

3-¿Cómo y cuándo decidiste escribir sobre cine?

En segundo de carrera. Me presenté al concurso de críticas de cine de La guía del ocio. Me pre-seleccionaron para el premio, no lo obtuve, pero ya mantuve la inercia de contar qué me gustaba de una película.  

 

4-¿Con qué frecuencia vas al cine? ¿En qué otros formatos ves películas?

Una o dos veces por semana. También tengo Netflix (decepción, la verdad) y he estado dado de alta intermitentemente en Filmin (cuyo catálogo es muy interesante). En los viajes veo bastante material (fílmico) en youtube.

 

5-¿Cuál es el cine que más te ilusiona en la actualidad?

Lamento ser tópico, pero el que huye de la fórmula, que por desgracia suele identificarse con lo que se entiende por “género”. No es que me vaya a poner a defender a Lars von Trier, pero su manifiesto Dogma, junto a bastantes chorradas, tenía la huida de la fórmula como subtexto.

 

6-¿Qué directores estarían hoy día sobrevalorados?

De los que sacan mucho dinero para sus películas, cuatro: Nolan y Peter Jackson, porque no soporto lo “importantes” que son todas las secuencias de sus películas, Tim Burton, que creo que en realidad tiene dos buenas películas y lo son casi más a su pesar que por su culpa, y Edward Zwick, que tiene cierto estatus de director decente de películas comerciales y que no tiene ni media que me guste. De los más “minoritarios”, tienen/tenían más respeto del que merecen (opino, claro) Gus Van Sant, Ferzan Ozpetek y Oliveira.

 

7-¿Es el director tu criterio principal a la hora de decidir qué película ves?

En casos concretos sí. Me trago lo que sea de Ang Lee, Spielberg, Jacques Audiard, Sorrentino, Scorsese o Haneke. En otros, pues reconozco que directores que estuvieron ahí, han perdido ese estatus.

 

8-¿Cuáles son tus 5 películas favoritas en lo que va de siglo XXI (2000-2015)?

No son LAS CINCO, porque mañana podrían ser otras, pero allá van cinco.

Ciudad de Dios (Fernando Meirelles)

Mulholland Drive (David Lynch)

El árbol de la vida (Terrence Malick)

Brokeback Mountain (Ang Lee)

Nader y Simin (Asghar Farhadi)

 

9-¿Podrías ofrecer una lista de tus 10 películas de siempre?

Digo lo mismo. Mas viendo lo americanizada que me ha salido la lista (no he podido quitar a dos de ahí), van doce.

El hombre que mató a Liberty Valance (John Ford)

El apartamento (Billy Wilder)

El buscavidas (Robert Rossen)

El Padrino II (Francis F. Coppola)

El verdugo (Luis G. Berlanga)

Sopa de ganso (Leo McCarey)

Uno de los nuestros (Martin Scorsese)

Sin perdón (Clint Eastwood)

Amadeus (Milos Forman)

Delitos y faltas (Woody Allen)

Los santos inocentes (Mario Camus)

Rocco y sus hermanos (Luchino Visconti)

 

10-¿Cómo ves la crisis del cine, el tema del IVA y la piratería?

El cine lleva así desde la llegada de la televisión, con subes y bajas, con salas enormes y de estar. Con el video, el DVD y el streaming.

La piratería resta espectadores, pero menos de lo que se dice. Lo que me duele de ella es que está cambiando el concepto de película “rentable”. Parece que solo se hace dinero a base de grandes producciones. Y estas, pues quieren gustar a demasiados segmentos de la población. Y así pasa, que abundan las bobadas vestidas de entretenimiento “sin más”. Y las cosas medianas y pequeñas hechas con cariño, cada vez se quedan con más frecuencia sin estrenar, y en breve imagino que sin hacer. Veremos si Amazon, Netflix y compañía ayudan algo.

IVA, ni más ni menos que en otras áreas sin micrófono para quejarse.

 

¡Muchas gracias!

(Febrero, 2016)