ENTREVISTAS CON GENTE INTERESANTE: ANTONIO MOLANO CAMACHO

ENTREVISTAS CON GENTE INTERESANTE

 

HOY CONVERSAMOS CON: Antonio Molano Camacho.

QUIÉN ERES: Un ser humano, humilde y esforzado.

QUÉ HACES: Enseño, educo, escribo, fotografío, filmo y busco la poesía.

 

1-¿Te gusta el cine? ¿Qué tipo de películas te interesan más?

Amo el cine. Es un arte, un lenguaje y un entretenimiento. Desde niño, he pasado horas viendo películas en pantalla grande o la chica. Recuerdo con cariño esas dobles sesiones de fin de semana en las que mis padres se deshacían de mí por unas cuatro horas que yo pasaba viendo películas en el cine. Muy variadas por cierto. A lo mejor veías una de Polanski o Los cazafantasmas o un western de John Ford o una de Alfred Hitchcock. Lo mismo ocurría en la inocente televisión de los 80, cuando ver a Charles Chaplin en la sobremesa o ver El pequeño salvaje de Truffaut después del telediario segunda edición era algo medio normal. Mis padres veían cine pero no eran cinéfilos. Sin embargo, tengo un tío que vive en Madrid que ese sí es todo un cinéfago, más bien. Rata de filmoteca, con su propia filmoteca personal. Con él también aprendí a amar el cine de un modo especial. Y después vinieron las referencias de los amigos, los conocidos, los libros, las revistas, el aprendizaje académico así como el amateur, las miles de horas viendo obras maestras, con algún bodrio que otro, hasta el día de hoy. Para mí el cine es un proceso de aprendizaje constante, de la técnica y de su historia también. A mucha gente hoy en día se le olvida que es necesario comprender el pasado para entender mejor el presente. Siempre agradeceré a Edison y los hermanos Lumière o viceversa la invención de algo tan maravilloso. Las películas que me interesan son aquellas que me hacen pensar, sentir, sorprenderme, soñar, emocionarme, entender y que hacen esto de una manera intensa, artística, personal, inteligente y sobre todo con poesía, cuanta más mejor.

 

2-¿Sueles leer crítica cinematográfica? ¿Sigues algún medio de comunicación para informarte sobre el cine que ves?

He leído crítica y he sido crítico en algunos medios, pero últimamente casi no hago ninguna de las dos cosas intencionadamente. De vez en cuando me obsesiono con alguna película nueva y quiero saberlo todo, entonces sí acudo a ella. Como ávido lector de noticias, leo las críticas de los principales periódicos para saber un poco de lo que hay en cartelera o las nuevas películas que aparecen en festivales cada año. En las redes sociales tengo agregadas publicaciones como Cahiers du cinéma, Taste of cinema, American Cinematographer, Fangoria, Dangerous Minds y muchas más que siempre tienen alguna crónica, artículo o texto interesante. También me gusta seguir a directores que me gustan o páginas homenaje de películas, actores, porque a veces se encuentra uno con material curioso. Amo la red, es un océano de información que nunca se acaba. 

 

3-¿Con qué frecuencia vas al cine? ¿En qué otros formatos ves películas?

No voy tanto como quisiera o pudiera o como en otras etapas de mi vida, sobre todo cuando vivía en Madrid y compartía piso con otros locos del mundo audiovisual, nos pegábamos auténticos maratones. Pienso que hay películas que es imprescindible ver al menos una vez en pantalla grande, porque esa es la manera en que fueron concebidas. Y como persona que ama el cine, ama hacer películas y valora a todos los que participan en la creación de la película, esto es cuestión de respeto. Trato de ir a ver las películas de mis directores favoritos siempre, no hace falta que sea el estreno que a veces es una gran danza freak. Tengo una pantalla muy grande en mi casa y Netflix, el cable e internet me permiten ver casi todo lo que quiero en ella. Ya no son aquellos tiempos en que el amigo con dos vídeos nos hacía copias perreras de las de Dreyer, no. No me gusta ver películas en la computadora, solo si no hay otro remedio. En el teléfono, jamás.

 

4-¿Sueles relacionar las películas que ves con tu faceta artística y profesional?

Aparte de licenciado en comunicación audiovisual, me considero estudiante de cine a título perpetuo. Ya sea a través de los experimentos que hago tratando de hacer películas o viendo más cine y apreciando lo que se ve en esa puesta en escena. Es lógico que haya mucha relación con esta faceta. Es una pasión en mi vida el mundo audiovisual. Me ha dado tanto que no puedo explicarlo con palabras. Mi profesión desde hace ya 13 años viene siendo la docencia, a veces sí veo documentales o películas que están relacionadas, pero siempre elijo en función del arte, del cine, de algo que deje pegado en la silla, atento, que te vuele la cabeza una o varias veces en el transcurso, que te pegue puños en el estómago, que te explique tu vida, la vida u otras vidas, que te lleve a otro planeta, eso y mucho más es lo que busco cuando elijo una película.

 

5-¿Qué películas te han marcado más personal o profesionalmente?

¡Tantas! Siempre me ha gustado Charles Chaplin, es genial, todas sus películas, también a George Melies y su fantasía salvaje, a pesar de la cual acabó vendiendo golosinas en la calle. Como estudiante de cine, Sergei Eisenstein, Wilhem Murnau, Orson Welles, Akira Kurosawa, Andrei Tarkovski, Alfred Hitchcock, John Ford o Jean Luc Godard son padres, arquitectos. Ahora bien, películas que te marcan personalmente: Vampyr de Carl Dreyer; Freaks de Tod Browning; Les enfants du paradis de Marcel Carné, El Topo, Santa Sangre y Fando y Lis de Alejandro Jodorowsky; Viridiana, Tristana, Los olvidados y Nazarín de Luis Buñuel; 8 y medio, La dolce vita y Amarcord de Federico Fellini; La mamá y la puta de Jean Eustache; Como en un espejo de Ingmar Bergman; Saló o los 120 días de Sodoma de Pier Paolo Passolini; El cielo sobre Berlín de Wim Wenders; Il Sorpasso de Dino Risi; Eraserhead, Wild at Heart, Elephant Man, Blue Velvet de David Lynch, In the Mood for Love y 2046 de Wong Kar Wai; Pulp Fiction de Tarantino; Big Lebowski de los hermanos Coen y una película que amo es Léolo, de Jean Claude Lauzon. Otra es El lado oscuro del corazón de Subiela, también Apocalyse Now, La ley de la calle, The Godfather de Francis Ford Coppola, Taxi Driver, Godfellas y Casino de Martin Scorsese... Podría añadir muchas más pero estas de verdad marcaron. Y creo que faltan muchas, sobre todo por respeto a directores como Roger Corman, Mario Bava o nuestro Zulueta que están en el terreno del culto, o muchos otros dignos y reconocidos artistas o artesanos que me dejo para otra.

 

6-¿Qué películas de los últimos años te han impresionado más?

En los últimos diez años y sin seguir un orden de preferencia o cronológico, me ha gustado mucho El atlas de las nubes de los hermanos Wachowski, Boyhood de Richard Linklater, Holy Motors de Leo Carax, Synechdoche, New York de Charlie Kaufman, Leviathan de Andrey Zvyagintsev, Drive de Nicolas Winding Refn, Upstream Color de Shane Carruth, Melancholia de Von Trier, Martha Marcy May Marlene de Sean Durkin, La isla mínima de Alberto Rodríguez, Balada triste de trompeta de Alex de la Iglesia. Las dos últimas que vi en el cine fueron The Revenant de Iñarritu y The Hateful 8 de Tarantino. Las dos me gustaron, pero no me impresionaron.

 

7-Si solo pudieras elegir una, ¿qué película sería tu favorita de siempre?

Pues voy a caer en el tópico, pero Ciudadano Kane. Por todas las circunstancias que rodearon a la película pero sobre todo por la magia que Orson Welles, Gregg Toland y todo el equipo crearon en esta obra maestra del cine. Es una película que en su tiempo estaba varias décadas adelantada al cine contemporáneo del momento y a día de hoy todavía es moderna y compleja. Es difícil escoger una sola película, para mí es fácil. Orson fue un cineasta genial y valiente como pocos hay.

 

8-¿Cuáles son tus proyectos para los próximos meses?

Acabar el curso escolar en el instituto con toda la batería de exámenes, acabar el Anuario (Yearbook) de la escuela con el grupo de estudiantes que trabajan conmigo, seguir haciendo un programa de televisión que hacemos cada semana en la escuela, preparar las exhibiciones para Fotofest, una bienal de fotografía muy interesante que hay aquí en Houston desde hace ya años que inunda la ciudad de exposiciones y fotógrafos de diferentes países en una de las cuales participan mis alumnos de fotografía, hacer fotos en blanco y negro y revelarlas en el maravilloso laboratorio al que pago por su uso, hacer muchos fotos con mi nuevo Smartphone cuya cámara siempre está a tu lado y me encanta, se puede compaginar lo viejo con lo nuevo. También voy a llevar un grupo de estudiantes de tour cultural por España en junio, algo que hice el año pasado y repito este. A corto plazo, esta próxima semana tengo una semana de vacaciones, voy a ir a San Antonio, una ciudad que lleva mi nombre y es bella. Hace tiempo que no voy y tengo asuntos que resolver por allí. Mientras tanto mucha música, aquí siempre tenemos en casa o en la calle y los bares mucha y muy buena. También buena comida, buena barbacoa, buena comida mexicana, del estado vecino Louisiana y de casi cualquier país que puedas imaginar. Hay que vivir como decía San Manuel Bueno Mártir. Y eso tratamos de hacer lo mejor posible. ¡Salud!

 

¡Muchas gracias!

(Marzo, 2016)