ENTREVISTAS A CRÍTICOS: CARLES MATAMOROS BALASCH

ENTREVISTAS A CRÍTICOS DE CINE

 

HOY CONVERSAMOS CON: Carles Matamoros Balasch.

MEDIO EN EL QUE ESCRIBE: Transit, Levante-EMV y Caimán. Cuadernos de Cine.

QUIÉN ERES: Un periodista que trabaja tanto en el ámbito de la comunicación como en el de la crítica cinematográfica.

POR QUÉ ESCRIBES: Por vocación y para compartir mis reflexiones con otros cinéfilos.

 

1-¿Cómo ves el panorama de la crítica cinematográfica en España?

Me resulta bastante difícil hablar en términos generales, aunque es evidente que, en cuanto a profesionalización, la situación es precaria. Es muy difícil hacer de la crítica de cine (y del periodismo cultural, en general), un oficio por la grave crisis que sufren los medios de comunicación (particularmente, la prensa generalista). Faltan recursos e imaginación y es muy triste que en la nueva era digital abunden cada vez más los contenidos superficiales ligados al cine (listas, galerías de fotos, sinopsis alargadas, textos con titulares tendenciosos). El único objetivo parece ser el de lograr visitas a toda cosa a través de las redes sociales, sin tener en cuenta los efectos negativos que ese tipo de contenidos pueden tener para el prestigio/imagen del medio en cuestión. En cualquier caso, hay periodistas y críticos cinematográficos con talento en España y se publican varias revistas en papel con artículos de interés (Caimán, Dirigido por, Sofilm). Lástima que, tras unos pocos números, desapareciera una de las mejores: Letras de cine.

Por otro lado, la irrupción de Internet ha sido muy útil para dar a conocer nuevos escritores cinematográficos valiosos en los últimos años, así como para ver nacer webs estimulantes en las que estos podían expresarse con plena libertad. Pienso, por ejemplo, en las añoradas Blogs and Docs y Tren de sombras o en las muy activas Détour, Miradas de Cine o Lumière (esta última, también en papel). Dicho esto, es una pena que la mayoría de críticos jóvenes con talento lo tengan realmente difícil para ganarse la vida de ello y deban moverse en un ámbito vocacional no remunerado.   

 

2-¿De qué crítico te gusta (o gustaba) siempre conocer su opinión?

En mi adolescencia, me marcó el programa “La finestra indiscreta” de Àlex Gorina en Catalunya Ràdio, que me animó a ver numerosas películas que estaban fuera de mi radar. Después, en mi formación como crítico, fueron básicos los nombres de Serge Daney, André Bazin, David Bordwell, Tag Gallagher, Adrian Martin,  Sergi Sánchez, Carlos Losilla y Santos Zunzunegui. Luego, hay otros muchos críticos españoles que leo con interés cuando publican, como Manu Yáñez, Gonzalo de Lucas, Cristina Álvarez, Daniel de Partearroyo, Roberto Amaba, Fernando Ganzo, Elena Oroz, Diego Salgado, Andrea Morán, Alejandro Díaz, Jaime Pena, Daniel Villamediana, Covadonga G. Lahera, Gonzalo de Pedro, José Manuel López, Miguel Marías, Óscar Brox… Hay bastantes nombres más que me interesan, pero estos son los primeros que me han venido a la cabeza.

 

3-¿Cómo y cuándo decidiste escribir sobre cine?

Siempre me había gustado escribir, pero el gusanillo del cine me llegó tarde. Diría que no escribí críticas con regularidad hasta el último año de la carrera de periodismo, donde pude cubrir el Festival de Sitges y entrevistar a Paul Verhoeven y Terry Gilliam. Luego, unos meses después, empecé a colaborar en la que era mi web de referencia por aquel entonces: Miradas de cine. Me decidí a contactar con ellos porque vivía en Reino Unido y tenía la oportunidad de ver ciertas películas antes de que se estrenasen en España. Fue una suerte que me aceptasen como colaborador y les estoy muy agradecido, la verdad.    

 

4-¿Con qué frecuencia vas al cine? ¿En qué otros formatos ves películas?

Intento ir una o dos veces a la semana, a poder ser combinando estrenos con títulos no actuales en filmotecas o similares. Veo también películas en DVD, en streaming y por TV.

 

5-¿Cuál es el cine que más te ilusiona en la actualidad?

En general, aquel que llevan a cabo mis cineastas de cabecera, aunque nada me gusta más que “descubrir” nuevos talentos y sorprenderme con un título del que no espero nada. En cualquier caso, mis mayores placeres cinéfilos no siempre surgen de estrenos o de festivales, ya que cada día dedico más tiempo a rellenar huecos de cine clásico, moderno y de vanguardia (sé que estas categorías son un poco vagas, pero así nos entendemos). Ahora bien, si Rick Alverson, Claire Denis, Apichatpong Weerasethakul, Philippe Garrel, Hong Sang-soo, Eugène Green, Kiyoshi Kurosawa, Tsai Ming-liang o Hou Hsiao-hsien estrenan una nueva película, es un acontecimiento para mí.

 

6-¿Qué directores estarían hoy día sobrevalorados?

El término sobrevalorado me resulta un poco ambiguo, pero hay algunos directores actuales reconocidos que no me convencen del todo. Es el caso de Alejandro González Iñárritu, Lars von Trier, Paolo Sorrentino, Jacques Audiard o Steve McQueen.

 

7-¿Es el director tu criterio principal a la hora de decidir qué película ves?

Sí, es el criterio principal, aunque nunca suele ser el único factor.

 

8-¿Cuáles son tus 5 películas favoritas en lo que va de siglo XXI (2000-2015)?

Esto es imposible, pero aquí va una posible lista de tantas:

Mulholland Dr. (David Lynch)

Paprika (Satoshi Kon)

La inglesa y el duque (Éric Rohmer)

Femme Fatale (Brian de Palma)

El bosque (M. N. Shyamalan)

 

9-¿Podrías ofrecer una lista de tus 10 películas de siempre?

Esto es todavía más difícil, pero dejo un listado de títulos que siempre me acompañan:

El sur (Víctor Erice)

La hija de Ryan (David Lean)

La semilla del diablo (Roman Polanski)

La historia inmortal (Orson Welles)

Del polo al ecuador (Yervant Gianikian y Angela Ricci Lucchi)

El maestro de marionetas (Hou Hsiao-hsien)

Caravana de paz (John Ford)

Playtime (Jacques Tati)

Coeur fidèle (Jean Epstein)

El pan nuestro de cada día (King Vidor)

 

10-¿Cómo ves la crisis del cine, el tema del IVA y la piratería?

Más que hablar de crisis del cine, se podría hablar de crisis de la industria y de cambios de hábitos de los espectadores, cuyo consumo se aleja cada vez más de las salas tradicionales. Pese a ello, pienso que la época actual sigue dejando películas extraordinarias cada año, aunque la mayoría de ellas se produzcan fuera de los grandes estudios. Es cuestión de saber buscar bien y de asumir que el cine ya no tendrá ese rol dominante en la sociedad que tuvo en otras décadas. Internet lo ha cambiado todo, no necesariamente para mal. Del tema del IVA cultural, es evidente que el Gobierno actual no guarda muchas simpatías por la industria del cine español y que eso repercute en los precios de las entradas y en la viabilidad de muchas profesiones vinculadas al cine. De todos modos, no creo que el precio de las entradas sea particularmente caro y hoy en día hay muchas alternativas económicas en el ámbito del streaming. Por último, de la piratería diría que es problemática, sobre todo cuando ciertas personas/plataformas la utilizan para enriquecerse y saltarse los derechos de autor. Ahora bien, la labor de infinidad de cinéfilos que, por amor al arte, ayudan a difundir películas invisibles y olvidadas que no van a distribuirse merece un respeto. No es lo ideal, pero con ello se llena un vacío cinéfilo.  

 

¡Muchas gracias!

(Septiembre, 2016)